6 consejos para organizar una agenda de trabajo

organizar una agenda de trabajo, agendas 2018, agendas para 2018

6 consejos para organizar una agenda de trabajo

Estudiar, trabajar, tener una empresa o un proyecto en mente son cosas que requieren tiempo y esfuerzo. Compaginar todo esto con la vida diaria para la mayoría de la gente es un problema. ¿A quién no le ha pasado que se ha ido a la cama y ha empezado a recordar tareas que se ha dejado por el camino? Planificar y organizar las jornadas se convierte en un “must” cuando no queremos volvernos locos de remate.  Y una de las mejores soluciones para ello son las agendas. Ahora que estamos entrado en la temporada de agendas 2018os enseñamos unos consejos para organizar una agenda de trabajo y vivir un poco más tranquilos.

6 consejos para organizar una agenda de trabajo

Conviértelo en parte de tu rutina

Es especialmente importante que conviertas la organización de tu agenda en parte de tu rutina diaria. ¿Qué queremos decir con esto? Que le dediques unos minutos al día a planificar todas las tareas que tienes que llevar a cabo. Y si lo haces por adelantado, mejor. Emplea 10 minutos de tu tiempo en pensar y también escribir todas las tareas que tienes que hacer al día siguiente.

Primero las prioridades

Parece lógico pero muchas veces lo olvidamos o no sabemos detectar bien cuales son nuestras prioridades. Probablemente la cosas super importantes las sabrás con días, semanas o incluso meses de antelación. Hazle un hueco en tu agenda a todas las tareas relacionadas y que no se muevan de ese lugar.

Esta agenda para 2018 es genial para ello ya que tiene una página para cada día de la semana.

Las cosas, por partes

No es lo mismo hablar de un recado aislado que de un proyecto o algo que nos va a llevar más tiempo. Si tratamos de planificar algo a largo plazo, lo mejor es dividir todo lo que tenemos que hacer en tareas a corto, medio y largo plazo. De esta manera conseguiremos además mantenernos motivados y a tope para seguir adelante.

Se realista

En relación al punto anterior, para proyectos largos lo mejor es ser generoso con los plazos. Marcarnos objetivos o tareas siendo muy ajustados con el tiempo nos puede llevar a no cumplir con nuestras tareas. Las consecuencias pueden ser tanto estrés como desmotivación. ¡Tenlo en cuenta!

Haz grupos de tareas

Si en un día tenemos que hacer tareas diferentes pero relacionadas con un mismo objetivo, puedes agruparlas e incluso utilizar colores para separar cada grupo. ¡Ojo! Agrupar no significa que lo tengas que hacer todo a la vez. Evita la multitarea y céntrate en ellas de una en una.

Que reine la flexibilizad

Que algo esté apuntado ya en la agenda de trabajo no significa que sea inamovible. Revisa de forma continua tus plazos y también la organización de tu jornada. Quizás encuentres una manera de ser más eficiente y tardar menos.

Si escoges una agenda en un formato pequeño, podrás llevarla contigo a todas partes y hacer todos los cambios que necesites.

 

¿Cuáles son tus consejos o tips favoritos para organizar una agenda de trabajo?

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *