Cómo elegir el uniforme que tus empleados necesitan

Cómo elegir el uniforme, cómo elegir la ropa de trabajo, elegir el uniforme de trabajo

Cómo elegir el uniforme que tus empleados necesitan

¿Estás pensando en ponerles a tus empleados un uniforme? ¿Crees que la ropa de trabajo actual de tu empresa se ha quedado anticuada? Pues estás en el lugar perfecto porque hoy toca hablar de este tema.

¿Necesitan nuestros empleados un uniforme de trabajo?

Es la primera pregunta que nos tenemos que hacer. Hay trabajos que requieren ropa de trabajo adecuada a la función que realizan nuestros trabajadores; los bomberos son un claro ejemplo de ello, ya que llevan trajes ignífugos para protegerse de las altas temperaturas y del fuego.

En otros sectores, como el sector industrial, también se utiliza ropa especializada que garantiza la seguridad de los empleados; la ropa de trabajo industrial.

Hay empresas que a priori no necesitan un uniforme laboral por cuestiones de seguridad o de higiene, pero sí por otras razones; la comodidad de los trabajadores o para dar una imagen corporativa de cara al público.

Ten en cuenta la opinión de tus empleados

Hay que saber escuchar a nuestros trabajadores. Tenerles en cuenta en las decisiones importantes nos convertirá en mejores líderes. Ésto debería aplicarse siempre, en todos los ámbitos empresariales. 

Si el uniforme no es obligatorio para la actividad que realizamos es conveniente tratar con nuestros empleados el tema. Saber si ellos prefieren o no el uso de éste, si creen que es conveniente, si creen que les va a facilitar su labor…; una empresa es un equipo y en este tipo de decisiones debería participar la totalidad de la misma.

Cómo elegir el uniforme más adecuado

Hemos tomado la decisión, nuestros empleados llevarán uniforme. ¿Y ahora qué? ¿ Cómo elegir el uniforme de trabajo que más convenga a nuestra empresa? 

Antes que nada tenemos que pensar en la comodidad nuestros empleados, que pasarán su jornada laboral vestidos con la ropa laboral que elijamos. El uniforme debe ser cómodo y permitir el movimiento fluido; además es conveniente pensar en la temperatura a la que suelen trabajar nuestros empleados, con el fin de elegir un tejido práctico que evite la sudoración en exceso.

Tampoco podemos olvidarnos de la imagen que proyectamos, por eso recomendamos la ropa de trabajo personalizada. A través del uso de los colores corporativos, o del nombre y logotipo de nuestra empresa; conseguimos distinguirnos y dar una imagen más profesional.

El presupuesto

Ya conocemos nuestras necesidades y sabemos qué tipo de uniforme queremos y cómo queremos que sea. ¡Es hora de establecer un presupuesto! Hacerlo nos ayudará a controlar gastos y a no derrochar dinero.

En este sentido también es importante encontrar un proveedor de confianza; alguien que nos proporcione un producto de calidad que dure en el tiempo, que ofrezca una amplia variedad de tallas, de modelos y que pueda hacer entrega de nuestros pedidos en el menor tiempo posible.

¡Y eso es todo! Cómo elegir el uniforme de trabajo más adecuado para nuestra empresa.

Comparte este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *